miércoles, 21 de enero de 2009

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Volando voy





Uy, parece que con este blog pasa como con todos: cuanto más movida es tu vida, menos escribes.

Esta última semana y media ha sido divertida y eso, movida. He conocido la nieve, la playa y el monte. He vivido en otra casa cerca de varios parques, en Almería, donde he hecho amiguetes y he aprendido a correr sobre hierba a la velocidad de la luz.

Lo mejor de todo es que Lu y yo hemos hecho migas al fin y estamos todo el rato jugando a matarnos, pero sin matarnos.

Lo más importante y lo mejor es que empiezo a ser un perro como los demás, más canijo y delgaducho, con un andar algo peculiar, pero ya nadie para a mis dueños para interesarse por mis cojeras y mis cicatrices, porque ni unas ni otras son visibles ya.

Hace un par de semanas que fuimos a comprar mi primer collar, y para compensar lo traumático del momento, los dueños de la tienda me dieron unas golosinillas además de regalarme la mitad del importe, para contribuir en mi causa, que ya es como simbólica.

La tienda tiene de todo para todo, porque he visto cosas para el ratón ese que hay en casa y que me pienso comer en cuanto mis dueños se descuiden, además de piensos a granel pero que no huelen nada mal y un largo etcétera. Y encima son anticrisis porque está todo a muy muy buen precio. Si alguien necesita referencias de un sitio guay, pues está en el barrio de Granada, Los Pajaritos, y hace esquina en la calle Tórtola.

Ahora mismo estoy sola en casa porque Lu se fue al pueblo de los abuelos y ha pillado una hipotermia. No, en serio, un perro con hipotermia... pobrecica, con diarrea y todo. Sólo le dejan beber isostar... Ahora ya comprendo porqué salgo en Granada de noche con un traje de lana hecho por mi otra abuela; no es para humillarme, no, es por mi bien.

Y bueno, poco más. Bueno, sí: ni cago ni meo en la calle. Me sacan y aprieto el culillo hasta llegar a casa, donde aún me tienen puesto el paño de entrenamiento, que es como llevar pañal a los 5 años.

El vete dice que tengo 4 meses, que llegaré a los 3 kilos y medio, y todos nos recomiendan paciencia porque aún soy bebé, pero mis dueños cada vez me echan miradas más inyectadas en sangre cuando voy a mi water particular, y ya no entiendo lo que pretenden....

tanto convencerme que en suelo no, que en paño, y ahora que en paño no, que en calle.... lo próximo será que mee haciendo el pino, como Lu.

sábado, 22 de noviembre de 2008

En el hospital... de Berta

Aquellos que tienen un hermano mayor mandón y tontico me comprenderan cuando les cuente que llevo dos días intentando caerle bien a Lu. Me hociquea, me pone la pata encima, me gruñe y me evita. Se pensará que es la jefa de la manada sólo por estar más gorda. Pues no. Yo también ladro; de hecho mis primeras palabras fueron en su honor, y gruño y si me fastidian, paso de ella.

Con esta actitud mía de no dejarme amilanar creo que voy ganando su respeto. Ahora empieza a mirarme con otros ojos que no son los del asesinato, y algunas veces se ha preocupado por mi salud.

Hoy hemos decidido visitar el famoso Hospital de Berta en la Sierra de la Alfaguara, famoso lugar de fantasmas y sucesos paranormales. Lo fundó en los años 20 una señora de origen alemán llamada Berta Wihelmi para tratar a enfermos de tuberculosis, pero durante la guerra civil se vió situado entre los fuegos del frente granadino y fue clausurado. Hoy sólo quedan las ruinas. Dicen que espiritus errantes pululan por sus muros, pero no se me han presentado. Incluso hablan de perros fantasmas... yo sólo conozco a Lu, que es una fantasmona culo gordo. Grrr

Me llamo Berta porque he pasado más horas en un hospital que la propia Wihelmi.

De hecho, como estoy huesuda y tiendo a la hipotermia, me han tenido que llevar metida en una mochila hasta los claros de sol.

Cuando se presenta un inconveniente, es necesaria un poco de imaginación.

lunes, 17 de noviembre de 2008

I like your moving moving....

¿cómo resumir esta semana?
Pues ocurrieron cosas nuevas; mi primer viaje largo en coche hasta Almería; tres casas distintas para husmear; una extraña temperatura que nunca había conocido y que me hacía sentir muy cómoda; mi primer paseo con collar por el parque... pisar hierba, hacer amigos...

Y descubrir la playa.


El domingo volví a casa muy alegre; no sabía que hoy lunes tendría que volver a pasar por quirófano para retirarme los hierros internos. Ha sido un poco duro, sobre todo cuando he alucinado por los opiáceos de la sedación, viendo dragones rojos voladores que escupían fuego sobre mi, haciéndome llorar... MUCHO.

Ahora llega la noche y ya me encuentro mejor. Lo difícil está hecho, sólo queda pendiente que se pase el dolorcillo y me quiten el par de puntos que me han dado en la pata trasera.

Peso 2,2 kilos y creo que ya he vivido y visto más que en lo que me queda de vida. De nuevo muchas gracias por ayudárme a caminar de nuevo.

Y recuerda que... la potencia sin control no sirve de nada si atropellas a un chucho y lo dejas tirado. Al menos vuélvele a pasar por encima y asegurate de que está definitivamente espachurrado.

Lametazos.

pdta: Me ha llegado un correo de alguien que pretende matar los cachorros que no coloque: muy maaal muy maaaaal... adópta uno y vigila que practique sexo seguro cuando sea adúlto.



Hola chic@s:

Quería ver si me podias ayudar en buscar adopcion para unos cachorritos de cocker,la madre tuvo 11 pero dos se murieron, hemos logrado colocar a tres pero todavia quedan 6.

Tienen una semana y el dueño va a esperar un poco mas, pero si no los adoptan tendra que sacrificarlos en breve.
Son negros y os mando una foto para que los veais. El telefono de contacto es AntonioTlf: 615 97 27 46

Por favor mandar esto a todos vuestros contactos de mail

Así ke todos akellos que quieran un cocker ahora es vuestra oportunidad


jueves, 13 de noviembre de 2008

Me faltan tornillos

Hace ya 4 días que me quitaron los tornillos, pero sigo teniendo las fijaciones internas. Cada día hago progresos, aunque sigo coja (porque quiero), y desde que me faltan los tornillos he decidido volverme loca... por las noches y no dejar que nadie duerma.

Aún así, me siguen queriendo. Una cosa no quita la otra. El lunes siguiente tengo consulta, a ver qué me dicen y ya os cuento.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Progreso adecuadamente

Esta soy yo descubriendo el jamón.

Hola de nuevo, aún sigo viva. No cuento mucho porque mis días son todos parecidos; me levanto, me dan mi drogaína, juego, meo en mi "paño de adiestramiento", andurreo por la casa, olisqueo todo por si descubro algo interesante, muerdo un par de cables, como mi pienso de bebé y luego como culminación me cagurreteo donde me de el apretón (auqnue si lo hago fuera de la zona señalizada, me cae bronca).

Sin embargo, hoy se palpaba algo distinto en el ambiente. Me han despertado antes de lo habitual y mientras desayunaban, mis dueños no paraban de mirarme y decirme algo como: Uuuuh Beeerta.... hoy te van a hacer esto y lo otro.... uhhhh...

Pues nada, que me han puesto nerviosa y no he podido dejar de babear mientras subía al coche arropada por mi supermanta. Veinte minutos después estaba en la consulta del hospital veterinario para una... rrrrradiografía digggital. Me he visto los tornillos y la cacharrería que llevo encima, que no es poca. Mis huesecillos están soldando, ya tengo "callo" en el hueso, es decir, cicatriz ósea. También tengo una descalcificación en la cabeza del húmero por culpa del metal que se me curará cuando me saquen esto del cuerpo, que será el lunes que viene. Es decir, 5 días.

¡5 días!

Si no fuera porque me han mandado sulfamidas -antibióticos- todo sería perrrfecto.

Ahora voy a dormir un poco, que mi dueña L me ha dado la noche escuchando las elecciones estadounidenses por la COPE hasta las 5 de la madrugada. Para escucharles llorar, decía, mientras gana Obama.

Que es mestizo como yo.

sábado, 1 de noviembre de 2008

Dueño malo

Odio a mi dueño Alex, me hace bromas crueles. Que si vengo con "asas" para el transporte o que si necesito 3 en 1... grrr... ahora mismo voy a mearme en sus zapatillas....